jueves, 19 de mayo de 2011

Atemporal






Mientras duermes, suelo contar astros en tus labios y dibujar con mi lengua, desiertos en tu piel desnuda.